jueves, 26 de septiembre de 2019

Japón: leyendas y costumbres


¡Hola  retalera! 

Este año el otoño viene cargadito de novedades. 



¡Pues vamos por ellas!, y añado otras de otros estampados, ¡te enamorarán! y querrás llevártelas todas 😀!

En primer lugar quiero presentarme, soy Estrella Checa y estoy de estreno, porque esta es mi primera colaboración para La Retalera, ¡qué ilusión!

Si sigues a La Retalera en Instagram, ¡que espero que sí, y sino ya estás tardando!, (aquí tienes el enlace), habrás leído en los últimos post algunas leyendas e historias relacionadas con los motivos japoneses que ilustran algunas de nuestras telas.


LAS GRULLAS.
Sadako Sasaki fue una niña enferma de leucemia como consecuencia de la exposición a las radiaciones de la bomba de Hiroshima.
Mientras estaba en el hospital, una amiga le contó que aquel que fuera capaz de hacer 1000 grullas en origami recibiría la bendición de una larga y saludable vida.
Sadako consiguió hacer 644 grullas y falleció.
Desde entonces, la niña Sasaki encarnó la esperanza y la paz y su recuerdo se honra con una escultura de ella sosteniendo una grulla en su cabeza.
La grulla es un ser mágico para la cultura japonesa y un elemento tradicional en sus textiles.












LOS MANEKI-NEKOS
Cuenta la leyenda que en el siglo XVII, en la época de los señores feudales, existía un templo en Tokio que estaba pasando por problemas económicos y estaba medio destruido. .

El sacerdote del templo era muy pobre, pero aún así compartía su escasa comida con su gata Tama. .

Un día un señor feudal que gozaba de una buena fortuna fue sorprendido por una tormenta mientras cazaba, y se refugió bajo un gran árbol que había cerca del templo. Mientras esperaba a que amainara la tormenta, el hombre rico vio que una gata blanca, negra y marrón le hacía señas para que se acercara a la puerta del templo. Asombrado se acercó a la gata y en ese mismo instante cayó un rayo sobre el árbol que le cobijaba. .

El hombre rico se hizo amigo del sacerdote y se ocupó de arreglar el templo y este prosperó, y el sacerdote y el gato nunca volvieron a pasar hambre. .

Tras su muerte, Tama recibió un solemne y cariñoso entierro en el cementerio para gatos del Templo Gotokuji y se creó el Maneki Neko en su honor.







LAS CARPAS KOI.
Las carpas koi () provienen de China, pero su popularidad se difundió por Japón.
Son unos peces que pueden llegar a medir entre 50 y 90cm.
Suelen vivir entre 20 o 30 años, pero se han encontrado ejemplares que han vivido más de cien años, incluso una que pasó de generación a generación hasta que se supo que llegó a los ¡226 años!
Además, son peces capaces de reconocer a su dueño y amaestrarse, dejándose tocar y comiendo directamente de la mano.

Al parecer, hay escritos de los siglos IV y V, coreanos y chinos, que ya hablaban de la existencia de estas carpas, pero fue en el siglo XIX cuando su crianza se extendió por Japón.

Al principio, se criaban para alimento, pero luego se dieron cuenta de que había algunas carpas muy brillantes y bonitas que eran más propensas a ser devoradas por los depredadores, y al verlas tan bellas e indefensas, decidieron separarlas de las demás  para cruzarlas y conseguir carpas de distintos colores. 

Las koi son admiradas por ser unas carpas muy persistentes, y por atraer la buena fortuna, y son también símbolo de suerte y amor.
La creencia de que son símbolo de buena fortuna proviene de la siguiente leyenda china:
Cuenta la leyenda que un gran grupo de carpas estaba atravesando el valle Longmen del Río Amarillo, en China. Esta es una zona montañosa con muchos rápidos, por lo cual los peces no podían atravesarla. Pero estas carpas son tan resistentes que empezaron a subir las cascadas contracorriente, su esfuerzo retó a los demonios, que quisieron dificultar más su subida con la fuerza del agua. A pesar de que muchas carpas se quedaron atrás, hubo un grupo que siguió subiendo los rápidos, hasta que finalmente una última carpa consiguió subir todas las cascadas. La última cascada es conocida por el nombre Puerta del Dragón, y se dice que como premio convirtieron a la carpa en un fantástico Dragón sabio, ya que había aprendido de otros peces y animales en su subida de los rápidos. 









EL SUSHI Y EL SASHIMI.

El sushi es una pieza de arroz aderezada con una mezcla de vinagre de arroz (hecha con azúcar y sal) mezclada con diferentes ingredientes: una gran variedad de pescado, verdura, nori (alga), etc...
Coges la pieza de sushi con los palillos chinos y la sumerges en salsa de soja, wasabi o ambos. Eso crea una gran mezcla de sabores.
Hay varios tipos de sushi: el Nigiri sushi, el Maki sushi, el Oshi sushi, el Temaki sushi, etc... Depende de los ingredientes que se usen o de la forma que se le dé.
 El sashimi  es pescado crudo o marisco servido con wasabi (un condimento japonés muy picante), salsa de soja y normalmente también pedazos de rábano.
El nombre de sashimi viene de la antigua tradición de poner un trozo de pescado junto al pescado que te servían para identificar de qué tipo de pez se trataba.








LOS KIMONOS. 

Y como no íbamos a hablarte del traje tradicional japonés, el kimono, que está  tan de moda y que ha sido el protagonista en uno de nuestros últimos talleres.
El kimono, era la prenda que se vestía habitualmente en Japón hasta los primeros años de la postguerra, es en una cómoda bata larga que cubre el cuerpo hasta los tobillos con amplias mangas, sujetada a la cintura por una ancha faja de tela, llamada obi, que se ata en la parte posterior con un lazo. El corte, el tipo de tela y sus decoraciones cambian conforme al sexo, edad, época del año, e incluso la ocasión.

Ahora se usa en eventos formales como las bodas.


La yukata es una prenda muy parecida al kimono que se  confecciona en algodón, suele ser muy ligera, sus cortes son rectos, y tanto el largo de la prenda como las mangas son más cortas que las del kimono.

Como accesorio, en la vestimenta de la cultura japonesa no pueden faltar las sandalias de madera o geta.

Te dejo con unas fotos de nuestro taller de kimonos, que hablando con propiedad se trata más bien de yukatas, pero con kimono nos entendemos mejor todos.






¡Espero que te haya gustado mucho el artículo de hoy!

Me despido no sin antes recordarte que este sábado abrimos de 10.30 a 20:30 horas para que puedas venir a vernos y a ver y tocar nuestras maravillosas telas y llevarte unas cuantas a casa para decorar tu casa y tu cuerpo serrano con nuestros originales y alegres estampados. 

Estamos en la Calle Desengaño, 11 2º Exterior C. 
Metro Callao. 

Y tenemos dos talleres, por la mañana de 10:30 a 15:00 horas podrás aprender a coser la falda Lupe, 
Apúntate aquí.
¡Vamos. corre que se agotan las plazas!


Como siempre, en nuestros talleres te invitamos a desayunar y todos los materiales están incluidos en el precio. ¡No tienes que traer más que tu alegría y las ganas de aprender y pasarlo requete bien 😀!




Y por la tarde haremos un bolso reversible, ¡estate atenta a nuestras redes sociales para apuntarte al próximo, porque las plazas ya están agotadas 😉!





Un beso, ¡y hasta la próxima! 
💋

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿qué te ha parecido?