jueves, 26 de marzo de 2015

Uno al mes: Trilogía del Batzán

Mi amiga Pilar, del estupendo blog Mamás Full Time, es una liante.

Pero una de las buenas, de las que tienen ideas chulas en las que te embarca y tú te dejas porque te gusta la marcha. Y me ha liado. ¿Cómo decirle que no, si es más maja que las pesetas?

Y es que si propone que varias blogueras publiquemos una vez al mes una reseña sobre algún libro que nos haya gustado y que queramos compartir con vosotros, porque se ha lanzado a promover la lectura en su nuevo proyecto "Uno al mes" (¿Habéis visto la insignia que ha diseñado Bárbara, de Puntadas y otros enredos?) pues no me puedo negar...

Así que ahí voy con mi propuesta que no es una, ni dos, sino tres¡¡. Sí, amigos, ya que me lío me lío a tope. Y es que me ha cautivado totalmente una trilogía que me he de-vo-ra-do, así, sin descansar entre uno y otro y quiero más...

Últimamente leo mucha novela policíaca y he descubierto una autora que me ha encantado. Se llama Dolores Redondo. Vasca y mujer. Nada de autores americanos muy machos ellos. O suecos, tan de moda. Una mujer más de la tierra que una txapela.



Los tres libros que me he bebido, robando horas de sueño, forman parte de una serie llamada "Trilogía del Batzán" que es un valle norteño que muero por visitar, aleccionada por sus hermosas descripciones.

La trilogía se compone de "El Guardián Invisible", "Legado en los Huesos" y "Ofrenda a la Tormenta", por orden cronológico. Se pueden leer de forma independiente, pero si sigues el orden comprenderás mejor los siguientes ya que hace constantes guiños al pasado y los casos están relacionados.



El los tres, la protagonista es la inspectora de homicidios Amaia Salazar, mujer fuerte e introvertida con una brillante mente analítica aunque no siempre sigue las reglas como se espera. Casada con un famoso escultor más bueno que el pan (y que debe estar como un camión), desarrolla su intensísima labor policíaca en un enclave en el que la magia, la cultura vasco-navarra más mistérica y mitológica, la confusión entre lo real e imaginario se hace patente poniendo a prueba su raciocinio y sus conocimientos "académicos".

Las tradiciones de la zona más oscuramente enraizadas, aún, entre la población como la brujería, los seres míticos como una suerte de hadas locales llamadas lamias, guardianes del bosque, demonios o mounstuos aparecen como un desafío a la razón y abriéndonos una puerta al imaginario mágico, a veces en forma de ayuda, otras como fuerzas al mal, con las que debe nuestra inspectora convivir, aprender y comprender para poder resolver los espectaculares y terribles casos a los que se enfrenta.

La propia familia de Amaia Salazar cobra un protagonismo fundamental, con una madre perturbada y sumamente peligrosa que, a lo largo de los libros, planea como una sombra fatal, y su tía Engrasi polarizando, como un hada buena, además de dos hermanas que complican su vida sobremanera.

Asesinatos rituales, sectas, hadas, brujas, amor, infidelidades, secretos, mentiras, y silencios, muchos silencios que ocultan pasados terribles, miedos inabordables, verguenzas... Todo ello situado en un enclave determinante que configura el paisaje del valle del Batzán, Pamplona, Donosti y aledaños en los que parece que uno calla más que habla, la reserva y la introspección, el secreto como seña de identidad, de carácter, de una tierra de mujeres "que hacen lo que hay que hacer" por muy duro que sea.

La niebla, el cielo lluvioso y encapotado, el frío, los montes y bosques son el escenario perfecto para desarrollar estas magníficas novelas en las que una cueva puede ser la puerta al inframundo, la ribera de un río, un mapa del terror, y una vieja creencia, un presente con el que verse obligado a convivir.

El estilo de Dolores Redondo es ágil y trepidante, sabe crear perfectamente la atmósfera adecuada para que "veas" dónde se desarrolla la acción, te hace sentir el frío y la niebla, el miedo, la angustia, transmite perfectamente y te aseguro que como empieces sus libros, no vas a poder parar.

Si te apetece saber más, pincha aquí

lunes, 23 de marzo de 2015

DIY Rodilleras molonas¡

Mi hija tiene 5 años y le encanta revolcarse en el parque como si fuera un soldado en plenas maniobras. Pero además de traernos en los bajos de los vaqueros y dentro de los zapatos tierra para plantar un par de macetas, es una auténtica experta en dejarse las rodillas al descubierto, a lo punk, rajadas de lado a lado.

Si tenéis hijos, seguro que os suena esto, ¿verdad?

Pues os traigo una solución baratita, que podéis hacer cualquiera sin necesidad de coser (más que el remiendillo del roto) y la mar de chula¡¡

Unas RODILLERAS MOLONAS¡

No necesitas más que el vaquero en cuestión, un retal estampado divertido, friselina de doble cara (es una tela adherente que se pega con el calor de la plancha y que tiene un papel cebolla por una cara y otro más fino por la otra que iremos despegando cuando toque) y ponerte a recortar.

1.- Dibuja en un papel la plantilla que quieres hacer para hacer la rodillera. Puede ser el óvalo clásico, un corazón, cuadrado, rectángulo, una nube, estrella... cualquier forma que te tape el roto.

2.- Calcula un trozo de la friselina suficiente para que quepa sobradamente (deja márgenes alrededor) la plantilla y recorta un tamaño similar aunque ligeramente más grande de la tela escogida.

3,. Plancha despegando el papel cebolla de la friselina sobre la cara trasera de la tela (la que no se va a ver), fija bien la friselina con la plancha sin arrastrarla sobre la superficie sino posándola, dejándola actuar unos segundos y levantándola, hasta que estemos seguros que está bien pegada.

4.- Calca la forma de la plantilla usando un lápiz repasando los contornos sobre la friselina pegada, en el otro papel más finito y luego recorta bien la forma. Si lo haces con una tijera de zigzag, quedará perfecto. Si no, no pasa nada. Ahora tendremos una forma que por una cara se ve la tela estampada y por la otra, la friselina con el segundo papel.

5.- Despega el segundo papel y ahora plancha la forma sobre el remiendo a tapar, cuidando que quede centrada, y de forma que nos guste.Asegúrate que está bien fijada por las orillas.

Y listo¡¡

Así me quedaron las mías...



Aunque ahora hay un montón de tiendas que venden muy barato y es fácil caer en la tentación de comprar unos nuevos por no ponerte a hacerlo, os sugiero que lo intentéis.

No sólo os vais a divertir, sino que con este pequeño gesto colaboráis a reciclar y a no incrementar más residuos que cuesta un montón tratar y eliminar, ¿os dais cuenta?

Y no digamos lo que les gusta a los peques, la mía siempre me pide estos vaqueros desde que le puse sus rodilleras pirata.

Estrenarán un pantalón súper original y único, customizado por su orgullosa madre (o padre).

Cuando veas el resultado seguro te animas a poner parches en un montón de sitios más.... Ya me contarás¡






lunes, 16 de marzo de 2015

Mercadillo Casero "Spring Time" sábado 21 de marzo


Una buena tela convierte un proyecto en todo un éxito, lo sabemos bien, a que sí? Y ahora que llega el buen tiempo seguro que tienes montones de ideas para las que necesitas una tela especial... pues la tenemos¡ 

Este sábado pásate por nuestro #mercadillocasero en Madrid, zona Chamberí, y no te vuelvas loca buscando. Telas japonesas, infantiles, elegantes, divertidas, mexicanas, de calaveras, para papis, novios, amigos, rayas, lunares, geométricas, de flores... de todo, hasta sección outlet para que te lleves telas preciosas a precios imbatibles¡¡

Más modelos que nunca¡

Y también mercería, cintas estampadas, tijeras cuquis, broches, collares, cojines de Lupita Peligro y nuestro mejor asesoramiento para que tu proyecto sea el más bonito del mundo...

Si no puedes venir o estás fuera de Madrid, no te preocupes que enviamos a cualquier punto. Entra en nuestra tienda de Dawanda y haz tu compra cómodamente desde tu casa. En menos que canta un gallo la tendrás en tu domicilio.

Te esperamos este sábado 21 de marzo de 12 a 20h y puedes invitar a tus amigos, seguro que repites¡

Pide la dirección secreta por whatsapp 615 621 826 o por mail en laretalera@laretalera.com.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Novedades, mercería y regalitos en el Mercadillo Casero


Sí, amigos, La Retalera crece poquito a poco y vamos ampliando nuestra oferta para traeros cosas chulas, divertidas y muy originales.

Hemos incorporado a nuestro stock una pequeña selección de cintas estampadas y tijeras de estilo vintage que harán las delicias de las costureras, ideales para regalar. Las cintas son un complemento perfecto para renovar unos bajos de unos vaqueros, coserlas sobre un cojín o para pegarlas sobre un cuaderno... quieres más ideas? pues echa un vistazo a nuestro tablero de pinterest y verás la de cosas que se pueden hacer¡

Las amantes de las calaveras de estilo mexicano están de suerte, hemos traido unos broches y collares que son para tenerlos tooooodos¡ llenos de color para que te den ese toque alegre y original sobre cualquier prenda. En nuestra tienda Dawanda puedes verlos todos.

Y por supuesto, nuestras fantásticas telas. Siempre del mejor algodón, traídas desde Estados Unidos y escogidas una a una, para todo tipo de proyectos.... estampados japoneses, infantiles, geométricas, tropicales, de todo¡¡

Así que este sábado 7 de marzo de 12 a 20h puedes pasarte a nuestro tradicional Mercadillo Casero y verlo y tocarlo todo, en un ambiente informal y divertido donde los niños son bienvenidos.Además tendremos nuestra sección de outlet para que te lleves fantásticas telas a precios de risa¡

Pide la dirección en el mail laretalera@laretalera.com o por whatsapp en 615 621 826 y trae a quién quieras.

¿No estás en Madrid? ¿No puedes pasarte? pues no te preocupes. Puedes comprar tus favoritos en nuestra tienda on line y te lo enviamos rapidísimo a donde quieras.

Os esperamos¡