miércoles, 16 de octubre de 2013

Libros forrados

La idea de forrar un libro con tela es una buena solución cuando tenemos una cubierta dañada o rematadamente fea  y queremos tener el libro a mano sin dañar la vista.

Para este proyecto no hace falta aguja ni saber coser y se me ocurre que puede quedar genial para forrar una agenda: todo cambia con una bonita tela¡

Y es que mirad:


En el blog Two Twenty One viene todo muy bien explicadito paso a paso.

Necesitaremos:

- Libro feo
- tijeras
- cuchillo de punta roma
- Cola y pegamento en espray (o solo cola)
- Tela chula de La Retalera (jeje)

Si planchamos la tela antes, quedará mejor. Y acuérdate de poner sobre la mesa un periódico o similar para evitar manchar.

El proceso es el mismimito de forrar los libros con el aeronfix de toda la vida. Si se te daba bien, esto está chupado, porque es más fácil corregir una tela encolada que se puede levantar y modificar la colocación que el aeronfix, que cuando se pega es para siempre jamás.

Y como ya sabéis que soy una fuente inagotable de ideas para regalar bien baratitas, os doy un consejillo gratis:

- En cualquier VIPS, papelería o tienda grande donde vendan prensa ya empiezan a verse agendas para el 2014. Elige una que te guste para regalar, barata y práctica.

- Fórrala con todo mimo con la tela más bonita del mundo mundial (que puedes comprar en el mercadillo que hago el sábado en casa).

- Esmérate en los acabados.

Et Voilá¡ Ya tienes un regalito de navidad para una amiga, tía, prima o vecina. Una preciosa agenda personalizada con tela de lujo.