martes, 10 de septiembre de 2013

de lanas y otros enredos

Lo primero que quiero deciros es ¡¡¡GRACIAS!!!, un gracias enorme y con todo mi cariño a todos los que vinísteis el sábado al mercadillo y a los que no pudieron pasarse, que medio Madrid estaba cortado con el lío de las Olimpiadas (corramos un tupido velo, ¿no?).

El Mercadillo fue un éxito, tanto Lulú Perpiñán como yo terminamos cansadísimas pero muy contentas y repetiremos seguro en otra edición. No hay fotos porque no tuvimos tiempo, de verdad... tremendo¡

Ya estamos preparando el siguiente, y para ello vamos a contar como artista invitada la ropa personalizada de Caperucita Feroz. Yo ya tengo varias cositas de ella y me encanta su mezcla de colores tan alegres y divertidos, sus mensajes y su forma de contar pequeñas historias con retalitos... Soy muy fan¡

Toma nota:

MERCADILLO CASERO 21 DE SEPTIEMBRE
DE 12 A 21H
ZONA MADRID CENTRO (BILBAO)
APÚNTATE EN laretalera@laretalera.com

Y ahora que ya sabes qué hacer el sábado 21, os quiero contar un acto muy  muy chulo en el que he participado como Valentina que soy y que como hoy lo van a desmontar, quiero rendir mi pequeño homenaje desde este blog.

En el mes de agosto, en la terraza del Matadero de Madrid, hicimos una acción de yarnbombimg (o guerrilla lanera) que ha estado expuesto hasta el día de hoy. Supongo en estos momentos están mis compis desmontando.

Teníamos que cubrir dos pequeños escenarios con grannies de lana de colores y por más que dijeran que este verano iba a ser más fresco de lo normal, os aseguro que estar tejiendo en pleno mes de julio es un agobio. Me llevaba la labor a la piscina y la gente me miraba como a una trastornada. Bueno, a la piscina, al metro, al bus... iba dentro de mi bolso y en cuanto paraba en algún lugar, me ponía a tejer...

Como me fuí de vacaciones no puede participar en el ensamblado de las piezas pero os dejo fotos, porque el proceso es muy bonito.



Clasificando grannies que llegaron desde las manos más solidarias y generosas... un montón de gente participó y donó lana, grannies y tiempo. Gracias a todos¡

 

Montando las estructuras y ensamblando grannies, organizados por gamas cromáticas... hasta equilibristas fueron necesarios¡



Así iban quedando los paneles....


Así quedó la instalación de "La Invasión de las Lanas"...

Y la foto de familia del equipo que montó todo...

Guapas¡¡¡

Y ya estamos maquinando el próximo... ¿qué será?