miércoles, 8 de mayo de 2013

¿Quieres participar en un mercadillo? pues toma nota¡

En mi cortita vida como Retalera he participado ya en varios mercadillos con desiguales resultados. Y he sacado varias conclusiones que os comparto por si os sirve de algo, sobre todo si sois novatas como yo, en esta vida feriante.

Como una está mayor, este sábado descanso de viajecitos y me lo monto en casa, si quieres venir, escríbeme y te doy la dirección.

Es cierto que nada hay como la propia experiencia pero si nos dan algunos tips, pues igual y metemos menos la pata, no?

1.- Para participar en un mercadillo tienes que vender algo. ¿Que es obvio? nooo, amigos, para algunos no. Hay gente que con dos pulseras y tres chapas pretenden poner un puesto. Hombre, lo primero es que igual y no pasas el "casting" (si es que lo hacen) por falta de producto. En muchas convocatorias te piden fotos de tu trabajo para ver si está a la altura de sus estándares. Y enviar 3 fotos no es bastante.

2.- Para participar en un mercadillo tienes que tener un nombre y un logo. A ser posible, bonito, sencillo y claro. Trabájatelo. Invierte en un buen diseño: es tu tarjeta de presentación. Y que se vea. Hazte un fondo, píntalo en un lienzo o llévalo puesto en una camiseta (yo lo llevo en un delantal).

3.- Hay que estar en todos lados: Facebook, twitter, pinterest (y yo resistiéndome) y por supuesto, un blog o página donde actualicemos con frecuencia. El que no está, no existe. Y el que no entiende esta realidad, se queda fuera de la foto.

4.- Tú eres tu marca cuando estás de cara al publico. Piensa: cuando vas a una tienda, prefieres comprar a un dependiente desaliñado, bostezando, que no se levanta a atenderte, con cara de acelga y borde o a uno todo molón, con sonrisa profidén, atento y encantador?. Pues los demás, también.

Cuando hagas selección para ver qué mercadillos te pueden interesar, debes atender varios factores que pueden convertir la aventura en un infierno o en un éxito total. A saber:

- ¿Cuándo?. No es lo mismo un mercadillo antes de navidad que en julio en Madrid... puedes forrarte o no vender ni un colín. Ni tampoco es igual el primero domingo de mes, que acabamos de cobrar, que el tercero que ya vamos tiesos.

- ¿Dónde?. Yo, que vendo telas, en un mercadillo en playa en Ibiza seguramente no venda mucho porque es un mercado de producto acabado pero si tú vendes pulseras, igual y rompes la pana. Se vende más a nivel de calle (o en la calle) que en un sótano... id a ver la ubicación antes¡

- ¿Cuánto?. Últimamente, lo estamos viendo desatarse sin mesura, se están subiendo a la parra y te cobran un ojito de la cara por asentar tus reales (sin mesa, sin silla, sin aire?) en los mercadillos más famosos. Si tienes mucha experiencia y sabes que vendes, pues vale, pero si eres primeriza, no arriesgues... o comparte¡ es una manera de estar y que no te arruines.

- ¿Cómo?. Revisa bien las condiciones de montaje y desmontaje, qué puedes llevar, si tienes o no pared. Atenta a la labor de difusión que hacen, se mueven bien? te envían cartel para que tú lo pongas en tu blog, facebook , etc? te dan fliyers?, pasan a verte? hay comunicación fluida?.

Y por último, se amable, se sociable, date a conocer, cambia impresiones con tus compis de mercadillo y aprende de ellos. Su experiencia y conocimientos son una ayuda impagable para tí.

Y si vas a estar a la intemperie, cómprate una carpa que si no...


Bonita foto tomada a tientas por deslumbramiento salvaje en el pasado sábado, mercadillo de Torrelaguna.

Bonita la insolación que me pillé también. Pero qué bien lo pasé¡